miércoles, 12 de noviembre de 2014

¿CUÁNDO UN PASILLO LIBERARÁ AL HOMBRE?




Sobre el pavimento de una antigua ciudad, abrazado por tres anillos de metal, el líquido gelatinoso y humeante de un tonel es girado por arrugadas manos que sostienen una larga vara de fresno perseguida por hipnótica mirada de viejo humedecido y mohoso; como desprendido de las arañadas postales de sepia y desde las postrimerías de la vida *lametea sus restos.


Hombre:(En un continuo y circular susurro, de lenta cadencia y grave voz.) 

-¿Puede un pasillo salvar al hombre? -el hombre calla-:
-Nadie es inocente. Todo fue, vapor cantado en el viento, arrastrada consciencia. ¡Tanto me valiesen estos giros para deshilvanar el tiempo...!


Pelandruscos gatos contemplan un consistente momento esencial inconsciente, imágenes queridas, que se bastan a sí mismas, rondan en insomnes telarañas de ojos y son recogidas como toboganes de paradojas, en deslizamientos ínfimos, como  minúscula flecha trémula clavada en la frente. Guillermo Tell, vibra el devenir de la manzana. 



Hombre:(Su tono es el de un conjuro intemporal, un resto, una involución.)

-Triunfales espadas
apariciones inexorables 
más centelleantes
fusión mística, 
pasillos inacabables
rehechas vidas, 
decorados elefantes
irrumpen al final
irrumpen al final
irrumpen al final 

Corre el viento, que peina a tirones las ramas de los sauces, crujir de madera, tintineos, torbellinos arrastran hojas, papeles y polvo. 

Hombre:(prueba el pote, con el dedo que sale de un agujero de su guante de lana, y continúa dándolo vueltas, una burbuja explota y le ciega)


-¿Cuándo un pasillo liberará al hombre?

-Al ciego más le valiese, la seda 
El Templo de Vesta absorbe un propósito de boca 
Como si acudiesen los
misterios que albergan la verdad
Como si un pote vertiese  
las tres parcas entre vapores 
¿Cuándo un pasillo liberará al hombre?
¿Cuándo un pasillo liberará al hombre?
¿Cuándo un pasillo liberará al hombre?
Deslumbramiento, hierofanía, diáfanos, solitaria meditación de soledad soleada.
Un hombre al final del pasillo, observa un número de una habitación, es el 212. El 212 es el número de su destino. Junto a la puerta abierta, como un bostezo, está su maleta, con la agarradera de marfil caída, como un árbol talado.



13 comentarios:

  1. cuando un pasillo libere al hombre....................será cuando una habitación encierre al perdido y la oscuridad encierre la tristeza en el abismo de la perspectiva y los pasos no sean firmes........

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Busqué con ilusión el número 212 inscrito en puertas, tanto lo busqué, que cegué en su búsqueda, es imposible NO volver al pasado, y cerrar todas las puertas, e inscribir todos los números.

      Muchisimas gracias por tus comentarios, aquí sigo

      Eliminar
    2. Imposible........una palabra que encierra " posible".......el de volver.................soy el pasado que se hizo presente para ser futuro...............en eso estoy Ángel!!!!

      Gracias a ti por escribir..................

      Eliminar
    3. Imposible es como posible pero su negación, si aceptamos que toda verdad es negada por su contingencia ( La excepción de la Verdad), entonces lo imposible se hace posible en esa excepción. Soy un Fui y un Será y un Es cansado, y un beso, gracias!!

      Eliminar
    4. Me acabas de recordar a HEGEL!!!.................negar negaciones........verdades incontestables que se encierran en pasillos de escritura automática...................mi posible de tan difícil imposible......................Ángel siempre ERES!!!

      Eliminar
  2. no encuentro modo de rehacer (mis)vidas
    sé el modo de decorar elefantes. Falta algún retyoque nimio. Ná de ná!!!

    un lujo , ese pasillo estrecho de NO liberar hombres.
    No, aún)))

    abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coloco ideas de seguido como en trenes de datos, a mi se asemejan pasillos, y me pregunto si es cierto que la escritura tiene poder liberador. Al elefante que no es obstáculo, sino el liberador de obstáculos y Patrono de la Escritura y Dios de las Artes, (Ganesha) también me gusta decorarlo (adorno, decencia). La frase ¿Puede un pasillo salvar a un hombre?, parte de la frase de P.Valery, ¿Puede un suspiro salvar a un hombre?, y no digo más que luego todo se sabe. Bueno sí, que Valery es la antítesis de la Tzara (escritura automática)
      A mi me faltan varios retyoques, jajaja!
      Muchas gracias por pasarte y comentar
      Abrazos , muchos.

      Eliminar
  3. ¿Cuándo un pasillo liberará al hombre? me temo mi querido zarrapastroso que ¡Nunca! salvo que se ponga vertical y te obligue a colarte por esa puerta tuya terrible 212 convertido en Alicio! y eso sería peor. Conjurar los devenires inciertos e incertidumbres indecisas del pasado en presente es imposible, le des las vueltas que le des el pasado pasó, fin. La puertas que quedan abiertas las cierra el viento y desaparecen, nadie puede volver a lo que ya no existe. El futuro no tiene puertas, ni pasillos por los que discurrir, no existe ni el edificio, así que sintiéndolo mucho solo te queda mirar como burbujea ese engrudo horrible dándole vueltas mientras se evapora y consume ...o echarle valor ... bebértelo o volteártelo encima! pobre! jaja a la vista de su pinta, no sé... quizá si te tapas los ojos y la nariz puedas...yo solo lo haría si estuviera muerta de frío:-)

    En fin, si me prestas esos guantes sin dedos de pianista tuberculoso, te espero a ver en qué te conviertes, siempre que no sea en serpiente o araña de patas peludas, prometo no salir corriendo ... Muuuchas gracias y muuchos besos... me separo un poco no vaya a ser! ;))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Retornar el pasado para deshacer nudos (cuerdas) es tarea psicoanalítica y un primor de juego.
      Me gusta mucho tu comentario, y estoy totalmente de acuerdo: el pasado no existe, pero creo que todo acto real tiene consecuencias reales, visto de este modo el pasado existe o puede existir. Ayer dijo uno que su patria era la infancia, bueno, un pasillo te puede lanzar como un tobogán a tu infancia y desde allí se pueden descubrir cosas del presente y del futuro.
      Pienso llegar a la habitación 212, y dormir ahi, y tener 7 pesadillas, y escribirlas, de momento esta noche he tenido una, durmiendo en un antro real...Las pesadillas serán como los doce trabajos de Hércules. Neptuno me acompañará o me impedirá la marcha, no lo sé.

      Jajaja, ese guante muerto, sin dedos y desvaído es un recuerdo de infancia, jajaja. Para uno (abstracto) que le gusta meter dedos en los agujeros (Cortázar) es un PRIMOR y regalo fantástico), hay otros que explotan burbujas en los plásticos acolchados (En abstracto)

      Muchos besos y muchas gracias!!!

      Eliminar
  4. Besos, me gusta le verde la la pista en el suelo en la imagen final, Felizs emana, MI¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feliz semana,
      Gracias por pase-arte por aqui
      Besos

      Eliminar
  5. El hombre es esclavo de la vida y de la muerte.
    Nada que hacer.

    ResponderEliminar
  6. El hombre es esclavo de su vida y de su muerte. A partir de ahi todo es libertad.
    Un saludo y gracias por comentar

    ResponderEliminar

sólo se aceptan comentarios faltos de contenido
sólo estructura y fonética